Por qué Lana

  • No absorbe la humedad, lo que permite mantener seca la piel de tus niños.
  • Mantiene mejor la temperatura corporal que el algodón: cálida en Invierno y fresca en Verano.
  • Seca más rápido que el algodón y es más resistente a las bacterias y malos olores.
  • Es más durable que el algodón. Soporta mayor cantidad de lavados sin deformarse y resiste mejor el roce.
Por qué Lana